Hirtenstraße 19, 10178 Berlin, Germany

+49 30 24041420

ouroffice@oberon.com

Búsqueda de

Lindä y Päblö ös deseän feliz Nävidäd desde Röthenburgö

No todos los días se gana un viaje de Navidad a Rothenburgo, y menos en Mayo. En Diciembre tuve la suerte de ganar el concurso de la agencia El Cuartel. No voy a decir que nunca haya ganado algún concurso, quizás unos nacen con el pan debajo del brazo y yo con una flor en el… el caso es que el viernes pasado llegué a Rothenburgo (Alemania), con la suerte de ir acompañado de mi novia, que es alemana, lo dicho, la flor en el… el caso es que si vas sin saber alemán y lees las cartas de los restaurantes, que algunas están en alemán, se te puede quedar cara de el Fary viendo a Falete en bikini.
Rothenburgo es un pequeño pueblo medieval rodeado de una muralla de más de un kilómetro que puedes recorrer en una hora. Desde la muralla puedes ir viendo la catedral, las casas ‘Made in cuento de Hansel y Gretel’, y si miras por las ventanucos del muro podrás ver un paisaje que ya quisiera el poeta más ñoño. (Eso iba por ti Pablo N.)
En Rothenburgo se respira tranquilidad, por ejemplo, si un niño da la nota, en un par de segundos se oye un CHSSS de los padres, allí a los niños no les hace falta decirles “niño, deja de joder con la pelota” a lo J.M. Serrat, están muy bien ‘educaos’. Si escuchas a alguien hablar alto, efectivamente es un patriota nuestro o un italiano.
No os voy a martirizar dando más envidia con fotos, ya que las podéis ver en este blog y en su página de Facebook pero sí me gustaría que echáseis un vistazo a un precioso coro que tuvimos la oportunidad de escuchar. Andábamos investigando por las calles de Rothenburgo, cuando descubrimos a un coro ensayando en un paisaje de lo más bucólico. Como dirían algunas mamás refinadas, como la mía: “O sea, una delicia de coro”. Si te sueles marear en el coche, avión, etc, tómate una Biodramina para ver el video que grabé, porque mi pulso es el de un entrañable abuelito de 80 años.

Por último, dar las gracias a todo el equipo de El Cuartel por regalarme un viaje maravilloso y a mi acompañante/novia/traductora favorita, mi Lindä.
Tschüss!*

* Olvídate de Auf Wiedersehen para decir adiós, en Alemanía tchüss es más cool.
Pablo Bellenda @mesalgadelmono

 

No hay comentarios

Enviar un comentario

*