Hirtenstraße 19, 10178 Berlin, Germany

+49 30 24041420

ouroffice@oberon.com

Búsqueda de

Esto me suena: Product Placement en Videoclips

product placement videoclip

Aquellos años en los que MTV representaba el referente para informarse de las últimas novedades musicales son casi un recuerdo. Ahora, la cadena estadounidense sobrevive gracias los realites, destronada por YouTube, y no es de extrañar. En poco tiempo, la plataforma de vídeos se ha convertido en un gigante musical, en la que Universal Music Group y Sony MBG son dos de sus mayores exponentes. De hecho, solo el 30% de los vídeos genera el 99% de las vistas totales. Unas cifras que explican la creación de Vevo, símbolo del renacimiento de la industria del videoclip, que ha encontrado en este canal el aliado perfecto para superar la crisis derivada de la piratería y las descargas ilegales.

No obstante, las millones de visitas que generan los últimos hits de artistas como Lady Gaga, Justin Bieber o David Guetta poseen un doble atractivo. Su audiencia actual se ha convertido en un poderoso reclamo para las grandes multinacionales, que apadrinan a los principales artistas internacionales a través del emplazamiento de sus marcas y productos en sus vídeos.

PQ Media, empresa estadounidense dedicada al análisis de medios, estableció que el product placement en videoclips musicales creció hasta un 25% en los últimos años, alcanzando un volumen de negocio de más de 20 millones de dólares. De este modo, los últimos éxitos musicales se convierten, al mismo tiempo, en grandes escaparates publicitarios.

Encabezando este ranking nos encontramos con David Guetta y Lady GaGa. Algunos de sus temas más conocidos, como Guettin over you o Telephone, se han convertido en catálogos visuales de algunas de las marcas más conocidas. Sin embargo, el dj francés supera a la aspirante a reina del pop con su videoclip The Alphabeat, durante tres minutos y medio la mayoría de los planos son ocupados por el nuevo Renault Twizy, asociándolo directamente con un estilo de vida joven, urbano, moderno y glamuroso.

Una percepción reafirmada por Reo Caraeff, director ejecutivo de VEVO, quien declaró hace unos meses: “El product placement en el vídeo Telephone demuestra lo complementarias que son nuestras relaciones con las firmas y los sellos discográficos, y cómo podemos juntar ambas partes para desarrollar acciones conjuntas de éxito”.

Sin embargo, se olvidó mencionar lo lucrativa que también puede resultar esta asociación. Britney Speas ha cambiado de título, ya no es la princesa del pop, sino del product placement. El videoclip de Hold it against le consiguió unos ingresos de 350.000 euros, gracias a la aparición de marcas como Sony, Make Up Forever, Plenty of Fish y el perfume Radiance de la propia Britney Spears antes de que fuese emitido. A pesar de las críticas, la artista volvió a repetir fórmula en Circus (Bulgari) y I wanna go (BMW), en los que la discreción destaca por su ausencia, y no me refiero precisamente a los provocativos conjuntos que exhibe la cantante.

Otra aspirante al trono del pop, aunque más por la vertiente del rock, Avril Lavinge, permitió a sus seguidores descargarse de forma gratuita su último videoclip, What the Hell. Pocas horas después los usuarios protestaban argumentando que, en realidad, se trataba de una estrategia publicitaria encubierta para promocionar su línea de perfumería y cosmética, así como la marca de ropa Abbey Down, también propiedad de la artista canadiense. Sony Music también aprovechó el estreno para aparecer en numerosas ocasiones durante el vídeo.

Lizette Martínez, del portal MarketingDirecto.com, intenta explicar ese incremento: “La industria musical pasa por momentos difíciles, que le están obligando a desarrollar nuevos modelos de negocio. La inserción publicitaria dentro de los vídeos musicales puede ser una nueva fuente de ingresos para ellos. Por otra parte, la publicidad tradicional también pasa por una crisis muy importante, no solo en sentido de inversión, sino una crisis de fondo, estructural, como consecuencia de la aparición de las nuevas tecnologías y los cambios de hábitos de consumo de medios de la audiencia. La urgencia de nuevas formas publicitarias queda más que patente“.

De ahí que no nos falten los ejemplos, como Kylie Minogue y Tajo Cruz en Higher, ambos en su propio MBW durante casi la mitad del vídeo.

O Pitbull junto a diversos artistas, como Jennifer en On the floor (BMW, Swarovsky y Crown Royal) o Chris Brown en International Love (Voilá).

Sin embargo, el rap sigue siendo el género por excelencia para la inclusión de marcas, sino fijaos en I need a doctor de Eminem y Skylar Grey (Ferrari, HP Touchpad & Pre 3, Casio G Shock Watch y Beats by Dr. Dree).

Por supuesto, En España también tenemos ejemplos significativos, como Movistar en Miedo de Pablo Alborán o Blackberry en Como yo no hay dos de Vega.

En definitiva, los videoclips han dejado de ser formatos para que el artista demuestre su “talento” y, en su lugar, se convierten en el nuevo soporte publicitario de moda. Sin embargo, el abuso de esta fórmula puede generar el efecto contrario entre los fans, volviéndolos inmunes a este tipo de mensajes. ¿Tócala otra vez, Sam? No, gracias.

Comentario: 2

  • Fernando
    31 octubre, 2012 9:54

    Habeís olvidado a la artista que fue la que inició todo el revuelo a la hora de hacer Marketing …. Madonna sin ir mas lejos, Smirnoff a contado con ella para numerosas campañas y en su último video con Nicky Minaj y Mia se puede ver de fondo el patrocinio de la Marca.

  • Fernando
    31 octubre, 2012 9:54

    Habeís olvidado a la artista que fue la que inició todo el revuelo a la hora de hacer Marketing …. Madonna sin ir mas lejos, Smirnoff a contado con ella para numerosas campañas y en su último video con Nicky Minaj y Mia se puede ver de fondo el patrocinio de la Marca.

Enviar un comentario

*